viernes, 5 de febrero de 2010

Vergonzoso

Inentendible por donde se lo quiera observar, inexplicable desde todo lo razonable, así podría uno tratar de analizar el fallo del Consejo Federal de AFA. Ayer ese tribunal confirmó su fallo por la polémica que se armó en el partido de la primera fecha entre Argentino Oeste y General Rojo y el mismo fue darle por perdido dicho encuentro a ambos clubes por 1 a 0.
Ya es conocida la historia, todo lo que generó la incompetencia de Roberto Sena y Emanuel Barra, para cobrar como válido inicialmente el gol de Lucas Castelli (primer error, ya que el tanto lo marcó Cristian Fornillo), luego de un rato volver atrás y anularlo. Para completarla, en la planilla Sena señaló que suspendía el partido 1 a 1.
Es imaginable que a los ¿honorables? componentes del Consejo Federal les haya costado tomar una resolución después de leer un informe con tantas incongruencias todas juntas, pero ¿esta bien dejar a los dos equipos con las manos vacías?. Tanto General Rojo como Argentino se ven perjudicados porque los señores que toman las decisiones, esos que están sentados detrás de un escritorio a unos cuantos kilómetros de San Nicolás, resuelven sin comprometerse, con facilismos y sobretodo sin interés en los clubes.
No hay que esconder la verdad, si la falta de responsabilidad, compromiso, capacidad y algunas otras cosas jugaron en el árbitro y su asistente, también lo esta haciendo en el Consejo Federal, porque al darle por perdido el partido a ambos, es evidente que esta reconociendo el mamarracho de los encargados de impartir justicia. Pero si lo reconocen… ¿Por qué designan a ambos para el partido entre Regatas y Los Andes?.
Esta mas que claro que el arbitraje nicoleño, salvo alguna excepción, tiene un nivel bastante pobreton, pero al estar disputando un torneo nacional, el Consejo podría haber designado una terna de otro lugar del país y no darles nuevamente responsabilidades importantes a Roberto Sena y Emanuel Barra, quienes demostraron, ante todo, no estar a la altura de las circunstancias.
Pero es la historia de siempre, los que pagan son los clubes. Es obvio que sean las instituciones las que salden deudas si sus hinchas cometen infracciones, pero no justo que lo hagan si la culpa es alguien externo, como lo es el árbitro, que como si fuera poco, sale impune y vuelve a dirigir. Aunque en San Nicolás, es probable que siga sucediendo, ya que la Liga (la que debe defender a los clubes) rara vez se compromete. Ojalá que Regatas – Los Andes termine en paz. Por el bien de todos.


Foto de Consejo Federal gentileza del sitio www.paseygol.com.ar

2 comentarios:

Tito dijo...

sena y barra no tienen que dirigir mas

osogustavor dijo...

El domingo tendriamos que realizar una protesta,aunque sea simbolica y no sirva para mucho,pero que los "honorables" señores del consejo sepan que no estamos de acuerdo.Propongo que cuando el referee de la pitada inicial los 2 equipos durante un par de minutos se queden sentados en el campo de juego y acercar el video a todos los medios periodisticos del pais.El domingo debe ser una fiesta deporiva,no dejemos que los porteños nos la arruinen.